BlogEuropa.eu

Ideas, debates, analysis et al.

Libre y Felíz como Suiza

Jose M. de Areilza

29 de noviembre, 2009

Los preparativos para la entrada en vigor del nuevo Tratado de Lisboa están demostrando que la miope lucha de poder entre los veintisiete estados no ha terminado con el nombramiento de dos pesos ligeros como presidente permanente del Consejo Europeo y Alto Representante de política exterior. La distribución de carteras entre los nuevos comisarios ha sido el siguiente episodio de competencia descarnada por cuotas de influencia en el Ejecutivo europeo, que en teoría tiene que actuar con independencia de instrucciones de gobiernos nacionales: Francia ha conseguido la ansiada responsabilidad sobre el mercado interior y Alemania controlará la política de energía.

El contraste entre la retórica con la que se habla del pacto de Lisboa y la realidad de la política europea es muy marcado. Lisboa se presenta como un gran paso adelante para que la UE sea un actor global capaz de defender sus intereses y proyectar sus valores en un mundo que camina hacia un esquema multipolar. Sin embargo, las decisiones sobre política exterior y seguridad se seguirán tomando en la UE por unanimidad, por mucho que nos hayamos dotado de nuevos medios -sobre todo un servicio europeo de relaciones exteriores- y de nuevos puestos.

El problema de fondo es que no hay una idea compartida sobre lo que queremos ser los europeos en este nuevo mundo. Al final se impone el mínimo común denominador y nos resignamos a encarnar esa imagen de Europa que Winston Churchill invocaba en su discurso de postguerra en Zúrich, cuando proponía al continente que fuéramos «libres y felices como Suiza». Entonces este modelo podía tener sentido, por el contexto de guerra fría y la urgencia de reconstruir democracias y economías. Hoy, cuando los grandes asuntos de los que depende nuestro futuro se deciden fuera de las fronteras de la UE (gobierno económico, cambio climático y energía, seguridad, inmigración) no basta con imitar a los suizos como si fuéramos una isla autosuficiente. El Tratado de Lisboa en sí mismo no sacará a la Unión de su marcada tendencia a la introspección. Necesitamos un proyecto de Europa compartido por gobiernos y ciudadanos.

Comments (1) 12:20 pm |

1 Comment »

  1. “libres y felices como Suiza” – un presioso sentido de humor!

    Comment by Ralf Grahn — November 30, 2009 @ 1:16 pm

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI | bookmark on del.icio.us.

Leave a comment

XHTML ( You can use these tags): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> .

Advertencia de Protección de Datos:

Los datos personales capturados con ocasión de la utilización del formulario de comentarios (nombre/apodo, dirección de correo electrónico, sitio web y dirección IP), serán incluidos en un fichero del propietario del sitio web y se publicarán (excepto su dirección de correo electrónico y su dirección IP) en esta página con la finalidad de permitir opinar públicamente al lector, así como para en su caso contestar al comentario o consultas que formule. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, de rectificación, de cancelación y de oposición en lo referido a dichos datos personales dirigiendo un correo electrónico a la dirección: datos.personales@blogeuropa.eu.

----

Privacy notice:

Please be informed that by using the comments form, your personal data (name/nickname, e-mail address, website and IP address), will be included in a file owned by the website proprietor and published along your comment (except for your e-mail and IP addresses), in order for the reader to publicly comment, as well as -should that be the case-, to respond to any comment or query that readers may have made. You will be able to exercise your rights to access, rectify, cancel and oppose such personal data by sending an e-mail to the following address: datos.personales@blogeuropa.eu.