BlogEuropa.eu

Ideas, debates, analysis et al.

Los europeos de a pie

José M. de Areilza

10 de marzo, 2013

Dentro de un año los europeos seremos llamados a las urnas para elegir de nuevo a los 751 miembros del Parlamento Europeo. Es previsible que más de la mitad de los ciudadanos de la Unión no ejerzan su derecho al voto -la última vez lo hicieron tan solo el 43% de ellos. Sin embargo, cada vez hay razones de más envergadura para tomarse en serio a la Euro cámara. Un ejemplo que ilustra el papel ascendente de la institución ha ocurrido estas últimas semanas, en las que en Bruselas ha tenido lugar a un debate apasionado sobre si se debe o no poner límites a los millonarios “bonus” que reciben los banqueros. El Reino Unido ha movilizado a todas sus fuerzas en la capital europea, que son muchas, para dinamitar esta iniciativa, con el argumento de que dañaría el atractivo de la “City” de Londres, en dura competencia con otras plazas financieras globales. Al final, ha sido el Parlamento Europeo el que ha dicho la última palabra y todo indica que en el territorio comunitario se impondrán estas limitaciones.

Con independencia del grado de acierto de la medida, ha quedado claro que una vez ha entrado en vigor el Tratado de Lisboa esta cámara es de verdad un co-legislador: en la mayor parte de sus ámbitos de actuación la Unión no puede avanzar si una mayoría del parlamento se opone. A la utilidad creciente de la institución se une su especial simbolismo, que muchas veces se pasa por alto. En ningún otro sitio de la Unión Europea se representa al ciudadano de a pie. Este carece de recursos para organizarse y defender directamente sus intereses en Bruselas pero al menos tiene derecho cada cinco años a votar en las elecciones europeas y elegir entre las distintas visiones políticas de la integración. (more…)

Comments (0) 11:18 am |

El efecto italiano

José M. de Areilza

26 de febrero, 2013

El resultado de las elecciones italianas vuelve a poner a prueba a la zona euro, que todavía no ha completado su rediseño. El problema de estos comicios sin vencedor claro no es solo que Italia pase a ser el eslabón débil del euro, sino que se contagie de nuevo la desconfianza a los países del sur. Se sabía de antemano que la única manera de preservar la estabilidad política era un pacto entre socialistas y centristas. Pero tras dos días de votaciones, estos partidos no han obtenido suficientes escaños en el Senado y, a cambio, la formación de Berlusconi y la del cómico Beppe Grillo (que, juntos, suman la mitad de los votos) han adquirido capacidad de bloqueo en la Cámara Alta. El ex primer ministro y magnate de los medios de comunicación ha logrado su doble propósito de vengarse de Monti y de Merkel y de seguir siendo decisivo en la política italiana, a pesar de las decenas de escándalos de corrupción que ha protagonizado y de su nula credibilidad internacional. El incombustible político ha jugado a fondo la carta del populismo y se ha situado frente a la Unión Europea y a Alemania, prometiendo menos impuestos y más gasto público. (more…)

Comments (0) 1:24 pm |

Libre comercio atlántico

José M. de Areilza

24 de febrero, 2013

A pesar de que las prioridades de la política exterior norteamericana hay que buscarlas hoy en el Pacífico, la Administración Obama sigue entendiendo como esencial la relación con los sociso europeos. Con la mezcla habitual de pragmatismo y de valores, tan propia de la superpotencia, sus objetivos en relación con el viejo continente son dos, que el proyecto de integración no retroceda hasta lastrar la economía mundial y que los europeos tengan suficiente influencia internacional para poder contar con ellos en la solución de los problemas globales. Estados Unidos es la “nación indispensable”, como la definió Madeleine Albright, pero necesita aliados para afrontar los desafíos del cambio climático, las crisis de seguridad o la amenaza del terrorismo islamista. Por eso durante 2012 el gobierno norteamericano se ha volcado para apuntalar la moneda única europea, cuyo fracaso podría haber complicado de forma extraordinaria no solo la re-elección de Obama sino la recuperación económica occidental. Y desde esas mismas claves se puede entender el inicio de conversaciones entre los dos lados del Atlántico para crear una zona de libre comercio Estados Unidos-Unión Europea, que conforman la mayor area de prosperidad económica del mundo. Tanto Washington como Bruselas han optado por fomentar el comercio, la prestación de servicios y las inversiones entre ellos al constantar el fracaso de Ronda de Doha, la negociación lanzada en 2001 que aspiraba a poner al día las normas y los equilibrios políticos la Organización Mundial de Comercio. Es cierto que norteamericanos y europeos son en parte responsables de no haber conseguido la profundización en el comercio global. (more…)

Comments (0) 1:26 pm |

Chipre, hundido

José M. de Areilza

14 de febrero, 2013

El rescate en marcha de este pequeño territorio europeo no sería noticia si no fuera por la resistencia que encuentra en Alemania y en otros países acreedores de la eurozona. No pocas voces en sus parlamentos reclaman que se deje caer a Chipre y luego se le expulse de la moneda única. Son las mismas que cuestionan la ayuda europea a los bancos españoles y se escandalizan por la escasa reacción en nuestro país frente a los casos de corrupción de partidos politicos y administraciones públicas. En especial, ante el hundimiento chipriota los ahorradores del norte de Europa no quieren que con su dinero se garanticen los gigantescos depósitos de los adinerados rusos, que aprovechan de las ventajas financieras de la isla y de paso su sol en invierno. (more…)

Comments (0) 1:21 pm |

¿Quién pesa en Bruselas?

José M. de Areilza

27 de enero, 2013

El gobierno español ha comenzado a recuperar en las instituciones europeas el prestigio perdido durante la etapa Zapatero. Algunas voces lo niegan y buscan evidencias de lo contario. Citan por ejemplo los nombramientos en las cúpula del Banco Central Europeo o en la presidencia del Eurogrupo, que no han ido a españoles. Es una mirada nostálgica, como si estuviéramos en época de Felipe González o de José María Aznar, cuando lo normal era que candidatos de nuestro país alcanzaran responsabilidades principales en la Unión Europea. Los casi ocho años de pésima o nula gestión europea de Zapatero y Moratinos dilapidaron ese capital político acumulado por socialistas y populares hasta el 2004. Dicho hundimiento ha obligado al actual gobierno a tener que reclamar confianza en nuestro país con reformas muy duras. La Unión Europea de 2013 atraviesa una situación política inédita, en la que Alemania tiene un papel preponderante y la divergencia económica entre países acreedores y deudores, en el centro de la crisis del euro, desata verdaderas hostilidades. Berlín no encuentra en París, ni mucho menos en Roma o en Londres, un socio importante con el que concertar visiones comunes para luego proponerlas al resto de los Estados miembros y se apoya en Holanda y Finlandia. La Comisión y el Parlamento Europeo no contrapesan lo suficiente a la poderosa Angela Merkel, una líder mucho más resistente y exigente de lo que nadie había pensado. Pero cualquier observador imparcial admite que a principios de 2013 España vuelve a ser un socio serio y fiable. Ha dejado de ser el eslabón débil del euro y su ejecutivo ya no está desaparecido de la arena política de Bruselas. (more…)

Comments (0) 1:18 pm |

Del Capitolio al Reichstag

José M. de Areilza

25 de enero, 2013

La festiva inauguración del segundo mandato de Barack Obama ha ofrecido un fuerte contraste con la celebración un día después en Berlín del cincuenta aniversario del Tratado del Eliseo, una conmemoración fría y acartonada. Obama pronunció en las escaleras del Capitolio uno de sus mejores discursos, tras jurar sobre las Biblias que sostenía su mujer. Proyectó a nuestro tiempo los valores de la Declaración de Independencia de 1776, alabó la capacidad de reinvención de Estados Unidos y apeló a su generación para que su país siga encarnando el sueño de las posibilidades ilimitadas. Explicó de modo magistral por qué el individualismo no es suficiente para fortalecer la democracia y, sobre todo, dibujó un futuro de esperanza, que deje a un lado las consignas partidistas, el populismo y los privilegios de unos pocos. Beyoncé y James Taylor cantaron ante la multitud congregada, en una fiesta que combinó llaneza y solemnidad, con bailes hasta entrada la noche. Esta potencia del símbolo, sin apariencia artificial, es algo imposible de encontrar en Europa. En la efeméride berlinesa se comprobó una vez más cómo el pacto franco-alemán ya no es motor de integración. No evoca ni tan siquiera la Europa de las patrias con la que De Gaulle quería preservar su concepto de soberanía. Por buenas relaciones personales que haya entre Merkel y Hollande, sin actualizar los objetivos comunes de medio siglo atrás, la Unión ve como se distiende la fibra y envejece. Las horas compartidas escuchando la dulce música de la Filarmónica de Berlín no evitan los desencuentros de los dos gobiernos en cuestiones centrales como la moneda común o la seguridad y la defensa. Mientras David Cameron se ata al mástil del referéndum de salida de la Unión, el europeísmo, el mejor invento continental del siglo XX, necesita ser reformulado para unir países y personas. La distancia entre el Capitolio y el Reichstag no debería seguir aumentando.

(publicado en ABC, el 25 de enero, 2013)

Comments (0) 1:19 pm |
« Previous Entries Next Entries »